Panafricanismo







El panafricanismo o Pan-africanismo es un movimiento político, filosófico y social, que promueve el hermanamiento africano, la defensa de los derechos de las personas africanas y la unidad de África bajo un único Estado soberano, para todos los africanos, tanto de Áfricacomo de las diásporas africanas.

 

La teoría panafricanista ha sido elaborada principalmente por africanos de la diáspora americana descendientes de personas esclavizadas yafricanos nacidos en África a partir de mediados del siglo XX como William Edward Burghardt Du Bois o Marcus Mosiah Garvey entre otros y posteriormente llevada a la arena política por africanos nacidos en suelo africano como Kwame Nkrumah.

Antecedentes 

A principios del siglo XIX la esclavitud seguía vigente en el sur de los Estados Unidos de América pero no en el norte, merced a una ordenanza de1787 que establecía el límite legal en el río Ohio. Una minoría de personas negras en el norte y sus descendientes, unida a los descendientes de quienes habían sido esclavos, alcanzó una cierta posición socioeconómica. Algunos de los representantes de esta clase social empezaron a desarrollar tempranamente un sentimiento de hermandad racial que se tradujo en el movimiento de «retorno a África». Entre ellos Paul Cuffe, un naviero negro nacido libre, de padre africano y madre amerindia, que llevó a cabo en 1815 una tímida experiencia de repatriación hacia Áfricaantecedente de la Sociedad Americana de Colonización fundadora de Liberia, pero los costes de la empresa le disuadieron.

En el sustrato intelectual que propiciaron los movimientos abolicionistas, surgieron ya desde el principio dos tendencias en Norteamérica: Por una parte la de quienes creían que, puesto que la esclavitud acabaría de un modo u otro, era necesario buscar un hogar para los ex-esclavos en África, la tierra de origen. Los británicos habían creado una colonia en Sierra Leona entre 1787 y 1808, y allí destinaban parte de las personas esclavizadas de los barcos esclavistas que capturaban.

La otra opinión, era la de quienes afirmaban que los descendientes de esclavos debían permanecer en América y que incluso se les debía proveer de medios para una subsistencia independiente. Aún entre los abolicionistas más acérrimos no se solía creer que la raza negra y la raza blancapudieran vivir en un mismo espacio y prosperar sin un perpetuo conflicto. Esto era tomado en consideración por las propias personas negras que pensaban que, de un modo u otro, serían explotados por el sistema del hombre blanco mientras no tuviesen una patria propia. El elevado coste de enviar a tantas personas a África, hizo que prevaleciera la segunda opción.

Liberia 

Siguiendo la primera tendencia, en 1821 se creó una colonia cerca de Sierra Leona que fue poblada por ex-esclavos y a la que se denominó Liberia, siendo declarada independiente en 1847. El reverendo Edward Wilmot Blyden, uno de los promotores intelectuales del movimiento de retorno a África, presenta en sus ideas un discurso elaborado de pan-negrismo ya muy cercano al Panafricanismo. Sin embargo las experiencias de retorno en Sierra Leona y sobre todo en Liberia no fueron positivas y los hoy llamados américo-liberianos nunca se integraron con la población local.

Pan-negrismo filosófico 

Tras la Guerra de Secesión Estadounidense (18601864/65) un reducido número de intelectuales negros empezó a entretejer de un modo científico el sentimiento de pertenencia a una comunidad racial. En los años previos a la Guerra Civil, algunos científicos del sur habían producido un material de racialismo que justificara la institución.

El racialismo negro de aquel momento no debe ser confundido con el racialismo blanco, mientras que este último pretendía la preparar el campo para justificar la superioridad de una raza sobre otra y fortalecer la práctica esclavista, el segundo buscaba sobre todo argumentos de defensa y una revalorización de la persona negra. Es por ello que el racialismo negro es conocido como pan-negrismo.

Entre los primeros teóricos del pan-negrismo, se encuentran Martín R. DelanyAlexander Crummell y Edward Wilmot Blyden. El debate que sostenían estos autores se centraba en la historia y la filosofía porque las ideas hegelianas sobre el destino de los pueblos, entendido el término de un modo muy racial, lo impregnaban todo.

La situación en África 

En África entre la Conferencia de Berlín (18841885) y el fin de la Primera Guerra Mundial, numerosos movimientos nacionales y civiles, tanto pacíficos como armados, se habían estado oponiendo a la denominada colonización de África, de hecho una invasión. Sin embargo la mayoría de estas iniciativas estaban condenadas al fracaso por su fragmentación y por la escasa tecnología armamentística disponible. África estaba extenuada por los efectos del largo tráfico de esclavos que habían frenado el crecimiento demográfico del continente y había generado una espiral de odios internos fomentados desde Europa, por lo que la identidad panafricana era escasa y se circunscribía a las clases comerciantes de las ciudades costeras.